1- Si eres de las personas que no puede dejar se transpirar, puede ser que padezcas de “Hiperhidrosis”, una condición que afecta a entre el 1% y 3% de la población y que en muchos casos es de origen genético. Quienes padecen hiperhidrosis transpiran especialmente desde las manos, rostro, plantas de los pies y axilas. Su causa puede estar en un defecto en el sistema nervioso simpático o, por alteraciones hormonales, como el hipertiroidismo. Existen diferentes tratamientos, desde inyecciones de bótox para paralizar el funcionamiento de las glándulas sudoríparas por algunos meses a cirugías que cauterizan los nervios y ganglios responsables de la cadena de transpiración, en lo que supone una solución permanente.

2- Al hacer ejercicio, un atleta puede transpirar hasta un 6% de su peso corporal. Parece bastante, pero el cuerpo necesita transpiración extra para mantener el organismo a una temperatura adecuada al hacer ejercicio y, más aun, si es al sol. Así, si una persona de 80 kilos pierde el 6% de su peso corporal al ejercitarse, esto se traduciría en 4.8 kilos, los que deben ser repuestos rehidratándose antes, durante y después de la realización del ejercicio.

3- El sudor causado por estrés huele peor, ya que suele liberarse en zonas como las axilas, pubis y cuero cabelludo y, toma contacto con otras bacterias presentes en la zona, lo que ayuda a empeorar su aroma.

4- No toda la transpiración es igual, ya que esta es producida por dos tipos de glándulas diferentes: las glándulas sudoríparas ecrinas y las apocrinas. Mientras que las ecrinas son responsables de la transpiración en las plantas de los pies, manos y zona frontal del rostro, las apocrinas son las culpables de la sudoración en zonas como la axila, pubis y párpados. El sudor producido por las glándulas sudoríparas apocrinas, que además están más cerca de la piel, puede tener mal olor, el que empeora si no hay un buen aseo en la zona. Además, las glándulas apocrinas secretan feromonas.

5- Los hombres transpiran más que las mujeres. El cuerpo humano está equipado con entre 2 y 4 millones de glándulas sudoríparas y, las mujeres tienen más de ellas que los hombres. Sin embargo, los hombres producen un 40% más sudor que las mujeres. Ello se debe a que su cuerpo suele ser más grande y requiere de más transpiración para refrescarse.

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta