305 goles fueron convertidos en el recién finalizado Torneo Apertura de la Superliga femenina, certamen que vio a Estudiantes de Guárico consagrarse como el primer campeón profesional, y a Paola Villamizar establecerse en la cima de la tabla de anotadoras.

Villamizar asumió la batuta ofensiva del elenco académico, y culminó con 21 dianas en 14 compromisos, registro individual que supera las cifras colectivas de nueve de los otros 13 equipos que participaron en la competición.

“Estoy sumamente feliz por el título y porque trabajé para esto. Decidí jugar con mucha convicción, que es algo que me enseñó mi compañera Ysaura Viso (exjugadora de Guárico que milita en la primera división de Austria). Creo que esa energía que me envió desde allá, más el público, me impulsaron para buscar siempre los goles”, manifestó la ariete.

“El Rifle” mostró lo mejor de su repertorio durante el semestre, ya que anotó de todas las formas posibles: una vez de cabeza, dos de tiro libre, tres de penal y 15 con disparos certeros en jugada.

“Me alegra muchísimo ser la goleadora, pero lo que más me emociona es lo colectivo, más allá de quién haga los goles. Cuando yo tengo un mal partido, me enfoco en asistir a mis compañeras, porque sé que cualquiera puede anotar, y eso nos ayuda a ganar”,indicó la artillera

De principio a fin, el primer peldaño entre las artilleras fue para Villamizar. El podio lo completaron Paoli Cabrera, de Flor de Patria FC, quien perforó las redes en 16 oportunidades; y Yannellys Linares, de Caracas FC, quien lo hizo 10 veces.

Por Nestor Beaumont – Prensa FVF

Comentarios

comentarios