Distintos exámenes le  han realizado a Karius, portero del Liverpool en la final de la Champions League, luego de sus fallos garrafales que facilitaron aún más el triunfo del Real Madrid.

Primero fue el regalo a Benzema saliendo con las manos teniéndolo encima, luego el infortunio en el gol de Bale dejando pasar un balón aparentemente fácil por entre sus dedos.

Ante esta situación extraña, la directiva del Liverpool encargó exámenes médicos a su portero, certificando estos que el golpe que recibió de parte de Sergio Ramos (y que los árbitros no advirtieron), le causó una conmoción cerebral que afectó su campo visual.

Así lo informa el diario Marca este martes, certificando la teoría esgrimida por su equipo, quienes no podían entender los fallos de un portero, que si bien es cierto no está en el top 3 del mundo, es el cancerbero de garantías con los que han conseguido llegar hasta altas cotas de competición.

Después de revisar cuidadosamente las imágenes del partido e integrar una detallada historia, en la que se incluyen sus síntomas subjetivos actuales y posteriores al contacto, así como exámenes físicos y mediciones objetivas, concluimos que el señor Karius sufrió una conmoción durante el partido del 26 de mayo de 2018“. Esto es lo que resume el informe difundido por los médicos que examinaron a Karius, Ross Zafonte y Lenore Herget del Hospital General de Massachusetts.

Imagen de perfil.com

Comentarios

comentarios