Mucha polémica se ha levantado tras el partido en el cual el Real Madrid eliminó en semifinales al Bayern de Munich. La jugada más controversial, la mano del lateral Marcelo que luego a los medios ha reconocido y a la que se decía que el árbitro no la pitó porque no la vio. Luego reconocería que si la vio pero no hubo intención.

La imagen ha sido viral en las redes sociales y los comentarios a favor y en contra no han parado.

Comentarios

comentarios