La Vinotinto sub-20 firmó su mejor actuación este jueves en el Sudamericano frente a Ecuador y el seleccionador nacional, Rafael Dudamel, espera que la victoria (2-4) sirva de envión para lo que viene en la competencia.

Se nos ha dado un partido redondo, que va a servir para envión de una selección que ha trabajado muy bien, que ha sabido esperar su momento y lo ha aprovechado hoy”, dijo el timonel en rueda de prensa.

El estratega enumeró lo que a su juicio fueron los puntos más altos del equipo en este compromiso. “Las claves fueron muchas, la selección entendió que siempre debemos respetar la personalidad, la identidad que tenemos como equipo; también ha sido fundamental el respeto que hemos sentido por cada una de las selecciones que hemos enfrentado y la madurez, la inteligencia emocional con la que han contado nuestros jóvenes futbolistas para saber esperar este momento”, dijo.

“No fue fácil que pasaran tantos partidos sin ganar y sin marcar como hoy y esto es premio a esa fortaleza interna que tenemos colectivamente. Hoy contra el anfitrión y ante su público, pero sintiéndonos locales por el gran apoyo de nuestra fanaticada vinotinto, hemos sido fuertes emocionalmente. Los jugadores entendieron muy bien las mayores fortalezas del rival y de ahí buscamos llevarlos al juego nuestro, a que sus lanzamientos fueran desde lo más lejos posible, con una buena presión alta, para que las pelotas estuviesen más disputadas y ahí nuestros centrales fueron muy efectivos. Luego, con la tranquilidad de ir ganando, (tuvimos) la soltura para jugar colectivamente mucho mejor”, añadió.

El partido de preparación contra este conjunto ecuatoriano también tuvo una gran importancia para el triunfo. “Tuvimos la experiencia de haberlos enfrentado una semana antes del comienzo del Sudamericano y teníamos una gran referencia de lo que era Ecuador, además de los partidos que disputó en la primera fase”, expresó Dudamel, quien además considera que los partidos anteriores de la selección nacional también dejaron una gran enseñanza.

Lo que ha sido más vital para el partido de hoy fue el anterior contra Colombia, en el que aprendimos una lección. Retrocedimos mucho contra Colombia y le dimos mucho espacio, interpretamos mal el funcionamiento del 4-1-4-1 y desde ahí corrimos más y lo hicimos mal. No corrimos con intensidad y la mejor distinción que pedía el partido. Lo analizamos, hicimos una buena autocrítica y desde ahí empezamos a escoger las mejores fichas para el partido de hoy”, declaró.

No solo el resultado dejó satisfecho a Dudamel, el desempeño de cada uno de sus jugadores también. “El funcionamiento estuvo muy correcto, tal cual lo habíamos previsto para este partido y el que (Ronaldo) Peña haya entendido que no todos los goles nuestros tienen que venir de sus pies, que también es muy importante para nosotros sin marcar goles, en trabajo y funcionamiento de equipo, nos ha ayudado muchísimo. Y el crecimiento de (Yeferson) Soteldo, entendiendo que no tiene que ser el ‘Llanero Solitario’, él contra el mundo, que hoy es más colectivo, nos ha llevado a ser mucho más como equipo”, puntualizó.

(Ronaldo) Lucena lo teníamos con una amarilla, aprovechamos con (Luis) Ruiz, con su frescura, para que se complementase muy bien con Yangel (Herrera) y de ahí en adelante darle la mejor ubicación a nuestros ofensivos para poder tener la mayor efectividad en nuestra presión alta. Ellos saben que defenderse bien no significa acumular mucha gente cerca de nuestra área sino estar bien distribuidos y realizar los movimientos acordes y con dinámica para ocupar bien los espacios. Hoy lo hemos hecho de manera muy correcta, Ecuador no ha encontrado los espacios para jugar en nuestra zona de creación, ha tenido que lanzar y ha sido fundamental la actuación de cada uno de nuestros defensores, de nuestro arquero y de todo el equipo para llevarnos a lo que queríamos”, agregó.

Con esta evolución de la Vinotinto en el torneo, el seleccionador nacional espera que se siga subiendo el nivel en todos los aspectos. “Me doy cuenta que mientras van pasando los partidos físicamente vamos cada día mejor y colectivamente cada día crecemos. De las cosas buenas o regulares que nos acontecen en los anteriores partidos sacamos lo mejor. Hoy el triunfo nos da una gran fortaleza anímica, pero viene lo más exigente, viene lo mejor. Viene Brasil, viene Uruguay, viene Argentina y debemos seguir con la misma ilusión, debemos seguir con el mismo sacrificio, con el mismo trabajo en equipo para cada vez estar más cerca de hacer realidad nuestro sueño mundialista”, concluyó.   

Comentarios

comentarios