Imagen cortesía Prensa Caracas FC

Uno de los sueños que anhela cumplir cada futbolista en su carrera es jugar con la Selección Nacional de su país, y más si es en partidos oficiales. En el Caracas Fútbol Club, el cancerbero Wuilker Fariñez es uno de los jugadores más jóvenes del plantel, pero también es uno de los de mayor recorrido en Selecciones de Venezuela en la actualidad.

Con solo 19 años, el de Nuevo Horizonte participó en el Campeonato Sudamericano Sub-15, Sub-17 y Sub-20, además de ser convocado a dos Copa América, 14 partidos de Eliminatorias Sudamericanas y múltiples compromisos amistosos de la Vinotinto absoluta.

En los últimos 8 días, Wuilker vivió uno de los mejores momentos de su novel trayectoria como profesional, al estrenarse en partidos oficiales con el combinado comandado por el entrenador Rafael Dudamel. El arquero de los Rojos del Ávila actuó en la doble fecha frente a Perú en Maturín y Chile en Santiago, partidos en los que destacó y se ganó los elogios de los fanáticos del deporte rey, siendo uno de los protagonistas de la Selección.

“Debo agradecerle a Dios por esta bonita oportunidad que me dio, he trabajado mucho para esto. Lastimosamente no conseguimos los resultados que queríamos, pero estamos trabajando para una mejora y para consolidarnos. Le agradezco al cuerpo técnico por la oportunidad, así como a todos los que han trabajado conmigo y a Venezuela, que me apoyó cada momento. Seguiremos trabajando para mejorar”, argumentó de entrada el titular de la camiseta “1” del once veces campeón de Venezuela.

Fariñez reveló qué sintió sus primeros minutos oficiales con la Vinotinto. “En el partido tenía que hacer mi trabajo, estaba enfocado en hacer una buena labor y sabía a los rivales que estaba enfrentando. Cuando terminaron los juegos si me di cuenta que enfrentaba a rivales de envergadura, que hacen vida en el fútbol internacional y que son referentes en el fútbol mundial. Todo esto es experiencia, crecimiento para mí y me aportó muchísimo esta doble jornada estando en el terreno de juego”, comentó.

Contra el seleccionado chileno, el caraqueño se lució a detenerle penal a Alexis Sánchez, referente de esa escuadra, y admitió que le alegró lo que vivió en ese momento. “Aunque el resultado no nos favorecía en ese momento, detener el tiro penal era un envíon anímico, era el minuto 77 y nos ayudaba a seguir adelante. Me dio alegría en ese momento, porque tapé un penal tan importante; eso es parte del trabajo y agradezco a todos los que han trabajado conmigo, como a Osnel García, Vicente Rosales, César “Guacharaca” Baena, Michel Cofrades y a todos los preparadores de porteros con los que he coincidido acá, porque se hizo realidad un sueño que tenía desde mis comienzos: debutar con la Selección en partidos oficiales”, confesó.

Para el cancerbero avileño, es fundamental ser inteligentes para cumplir con cada uno de los objetivos trazados como futbolistas y a eso apunta. “Hay que afrontar los retos con la mayor tranquilidad posible, trabajar desde la parte mental es muy difícil en esta carrera, pero es lo que más tenemos que enfocarnos. Tenemos muy buenos psicólogos y coach, que te ayudan y te aportan en ese sentido. Ahora queda prepararnos para el Mundial y esforzarnos con el Caracas en lo que resta de semestre, estoy convencido en hacer un excelente trabajo”, culminó Wuilker Fariñez.

Por Prensa Caracas FC.-

Comentarios

comentarios