Las 5 mentiras típicas que escucharás de un mecánico estafador

473

La mayoría lleva el coche o auto al mecánico con la confianza del que lleva su niño al pediatra o a su mascota al veterinario. Casi todos confían en lo que le vaya a determinar ese “especialista” que a veces no lo es tal, aunque otras veces conociendo mucho se aprovecha de la ignorancia del cliente para estafar.

Es así como llevas el carro un día por el aire acondicionado, te lo arreglan, pero a los días tiene un ruido nuevo, lo llevas, se lo quitan y a los días surge otro ruido o falla distinta. Y casualidad, cambias de mecánico y este nuevo te dirá que el anterior trabajaba mal, que no es correcto, lo acusará de falta de ética y así el círculo interminable.

Con la intención de ayudarte con ese dilema te traemos la lista con las 5 mentiras más típicas que te dicen y dirán en un taller mecánico:

1- Eso estaba así cuando lo trajiste, no hemos tocado nada

Esta mentira se cae cada vez con más facilidad puesto que mientras más nuevo es el vehículo, más interconectado. Sistemas que antes eran independientes, vienen ahora coordinados por la computadora que incluso administra el sistema de frenos ABS frente a la inyección del motor para evitar la pérdida de tracción. Además viene todo tapado y sellado, por lo cual para que algo no esté en su sitio tiene que ser que fue modificado.

2- Eso le pasa a todos los de esa marca

Una de las excusas más repetidas por los mecánicos. En alguna ocasión pueden tener razón como punto de partida debido a que hay algunos problemas que si son de fábrica en algunos modelos, pero esta justificación normalmente busca esconder una falla adicional que proviene de la intervención previa mal hecha en la reparación.

3- Es el compresor

Cuántas veces habremos escuchado de un “especialista” en aire acondicionado señalar que la falla es por el compresor sin apenas revisar. Es el componente más caro del sistema de acondicionamiento del aire y muchas veces es reparable. Con el uso los carbones internos se desgastan y es lo más común que sucede. Pero para un mecánico es más fácil y rentable venderte y cambiar un compresor por uno nuevo, que repararlo y cobrar menos.

4- Al final le hicimos “algo” para que no saliera tan cara la reparación

Esta es una máxima, te dibujan una tragedia muy costosa, pero que gracias a sus habilidades modificando lo original (porque según estos los ingenieros y diseñadores del vehículo saben menos), salvándote de pagar más y resolviendo el problema por menos dinero. Normalmente esto tiene dos opciones. Primero, te está exagerando para que psicológicamente creas que te está saliendo más económico de lo que te pudo salir y el mecánico prácticamente te está haciendo un favor. Segundo, volverás por una reparación mayor porque lo que hizo traerá consecuencias más serias.

5- Si vuelves por la garantía del trabajo, lo que traes es nuevo.

Si a los días de la reparación percibes que algo anda mal, regresas por tu garantía del trabajo. Pero te sorprenderá saber que ahora tu vehículo tiene otro problema distinto al anterior y que, según te asegurará, no tiene nada que ver con al reparación. En estos casos suele ser provocado por ellos mismos para que regreses y en otros, aún peor, son desperfectos ocasionados por las malas prácticas o la poca experiencia.

En resumen, cuando dudes pide una segunda opinión, si sabes poco de mecánica, como la mayoría, pide recomendaciones a un mecánico de confianza. Cuando acudas a este háblale de la persona que te lo recomendó, eso los compromete porque saben que si te pierde como cliente puede terminar perdiendo dos en vez de ganar uno más.

Comentarios

comentarios