Rafael Dudamel: “Lo que más me ronda por la cabeza es qué pasó”

405

Rafael Dudamel, el técnico de la selección de Venezuela, acusó el golpe de la derrota y lo dejó notar en sus declaraciones en la rueda de prensa.

Se pregunta qué pasó y esboza su plan para lo que resta del torneo enfocándose en el ánimo hacia sus pupilos y la confianza que tiene en ellos.

Por Prensa FVF.- La Vinotinto sub-20 tropezó en la tercera jornada del Hexagonal Final ante Argentina y continúa en la pelea por la clasificación al Mundial de Polonia, a disputarse este mismo año.

Tras culminar el compromiso y como es acostumbrado, el seleccionador nacional Rafael Dudamel habló en una rueda de prensa sobre dicho compromiso.

“Lo que más me ronda por la cabeza es qué pasó. Es de esos partidos que se te hace imposible que esto pueda suceder y no le encuentras explicación”, fueron sus primeras impresiones.

Pasar la página será una acción fundamental para afrontar los próximos retos que vienen para la selección. “Lo mejor que puedo hacer en este momento es no detenerme en lo que sucedió hoy. Ya no tiene solución, tenemos cuatro puntos y en 72 horas nos toca jugarnos el próximo partido”, indicó.

Por tratarse de una categoría formativa, aun cuando la mayoría es jugador de Primera División, el trato parental es fundamental para poder continuar.

“Voy a elevar todas mis energías para levantar a mis muchachos. Quiero que amanezca mañana rápido para darles un abrazo, que sientan todo el apoyo y así retomar el objetivo principal de Polonia 2019”, expresó Dudamel.

A continuar con el objetivo

La posibilidad de pelear el campeonato desvió el foco de la clasificación, misma que se hubiese podido asegurar con un triunfo ante la albiceleste pero que ahora deberá esperar unos días más.

“Equivocamos el camino desde las ideas, no desde el juego. Adelantándonos a situaciones sin haber vivido primero la consolidación de la clasificación. Desde allí levantar anímicamente, equilibrar las emociones y recuperar la inteligencia táctica con la que hemos venido trabajando”, analizó el estratega.

Luego del empate sobre Uruguay y la victoria histórica ante Brasil, la Vinotinto agarró un impulso que no supieron dominar, sin embargo el trabajo psicológico a partir de este martes será de sumar importancia.

“Hay que levantarnos mañana y recuperar la tranquilidad. Veníamos en góndola, en ejecutiva. A veces hay que montarnos en el bus sin aire acondicionado, volver a nuestros inicios. Veníamos muy cómodos y no habíamos sentido las afujías del Sudamericano”, expresó.

El vértigo que produce el Sudamericano hace que ninguna selección, independientemente de su situación, esté cómoda a falta de dos fechas por ejecutarse.

“Esto es de principio a fin, cuando uno dice que tiene que jugar nueve partidos para ir al Mundial, apenas vamos por el séptimo. Veníamos disfrutando mucho y qué buen momento para dar un salto en el crecimiento de la madurez, temple y carácter para levantarnos”, dijo.

Duelo ante cafeteros

El siguiente reto será ante Colombia el jueves 7, donde ambas oncenas tendrán que jugarse la vida en busca de continuar en la pelea del Hexagonal Final.

“Es un partido crucial para ambos. A falta de seis puntos nadie tiene garantizado nada, unos estamos más cerca que otros. Es una final más, como han sido las siete anteriores. Estoy seguro que los nuestros van a responder como nos tienen acostumbrados”, comentó.

Con este traspié, el combinado criollo deberá mostrar carácter y temple para sacar la Talla Mundial que lleva en las venas.

“Ahora es cuando hay que apretarse los pantalones y levantar. Cuando tenemos que demostrar si estamos realmente para ser mundialistas. No todo es desde la pelota, sino desde las emociones, jerarquías y carácter. Hoy perdimos la tranquilidad muy rápido”, indicó el estratega.

Juego colectivo

Argentina planteó un partido tomando en cuenta las virtudes venezolanas y reconociendo la capacidad de su juego, por ello la marcación sobre Jan Hurtado evitó que el delantero hiciera daño en el arco de Roffo.

“Desde el primer tiempo, nunca logramos conectarnos como equipo. En el segundo tiempo, quisimos mejorar el funcionamiento y no jugar a lo Jan Hurtado, porque sus dos centrales y volantes de primera línea lo controlaban. No podemos ser tan Hurtado – dependientes, tenemos que recuperar la fortaleza colectiva”, dijo el oriundo de Yaracuy.

Asimismo, el seleccionador nacional mantiene la premisa de crecer con cada obstáculo que se le atraviesa en el camino. “Ayer no éramos los mejores y hoy no vamos a ser los peores. Tenemos que continuar en esta línea de ascenso, esto nos hará crecer muchísimo”.

Dependencia

A pesar del resultado obtenido este lunes y los goles recibidos, la Vinotinto sub-20 continúa con el boleto al Mundial en sus manos y sigue dependiendo de sí mismo para conseguir un cupo.

“La única verdad es que dependemos de nosotros mismos. Si nos preocupamos con -1, pero con cuatro puntos, no me quiero imaginar cómo estarán los que tienen un punto. Ganando uno más estamos clasificados”, cerró.

Comentarios

comentarios